The Longest Way Home

by Rase Tapándari

supported by
Cantim
Cantim thumbnail
Cantim Brutal, llega de otras maneras... Brutal. Favorite track: Mantener la mirada en el Espejo Aterra (prod. Benitools).
/
  • Streaming + Download

    Includes high-quality download in MP3, FLAC and more. Paying supporters also get unlimited streaming via the free Bandcamp app.

      name your price

     

1.
2.
3.
4.
5.
03:28
6.
7.
8.
02:39
9.
04:42
10.
02:02

about

www.proyectonagual.com

The longest way home es

El camino más largo a casa ...
ese pequeño paseo que no supimos bien cuándo ni dónde acabar... aquel que iniciamos con un horizonte en apariencia claro, si bien, a medida que avanzábamos, el paisaje en seguida lo fue cubriendo... se fue perdiendo aquel horizonte hasta hacer del camino el único motivo real: una búsqueda dentro de la búsqueda que permitía perderse y divagar... solos, acompañados, conscientes de que lo verdaderamente emocionante era aquella inquietud que nos empujaba a explorar.

Rase Mellowmano & Acid Lemon.

credits

released February 24, 2014

Letra y voz por Rase Mellowmano con las colaboraciones de Microbio (track 4) y Neidos (track 7).

Producido por Acid lemon excepto tracks 1 por Kith r' mple, 3 por Benitools, 5 por Be Timeless y 6 por Deep Soul. Arreglos por Acid lemon en tracks 1 y 5. Armónicas en tracks 3 y 5 por Rase Mellowmano. Guitarras por Ángel en tracks 1 y 5. Oboe en track 8 por Roque Cabrera. Guitarras en tracks 2 y 9 por Floro. Trompeta y voces en track 9 por Ellen Plested. Batería en track 9 por Pol G.
Grabado en Acid lemon studio (tracks 2, 4, 7, 8, 9 y 10) y Sexitan Records (1, 3, 5 y 6). Mezclado y masterizado por Ilogike en Hardly Brez studio.

tags

license

about

Rase Tapándari Barcelona, Spain

El trabajo de Rase Tapándari ronda los mundos del rap, la poesía, la prosa, el slam poetry y la canción de autor, disciplinas que combina en el actual Proyecto Nagual. Nagual es un quinteto que combina la introspección y la crítica social con géneros musicales como el jazz, el rock psicodélico y la música contemporánea. ... more

contact / help

Contact Rase Tapándari

Streaming and
Download help

Track Name: Sin sentido (prod. Kith r mple)
"Hola",
expresan mis ojos mirándose al espejo,
de inmediato
formulan preguntas inconscientes que nunca contesto,
ya me peino.
Había una medusa agonizando en la arena
y era triste;
la gente se agolpaba sobre su martirio,
con pregón se acercó un chico
y yo me conformé con la Cruzcampo.
La bolsa de Nueva York
mueve 30 trillones de Dolares al año.
La mejor educación moral la recibí viajando.
El problema no es estar solo,
es no querer estarlo.
Hablé con ella, no pasamos
de los tiempos en pasado,
hablé con él, hicimos planes
todo claro,
me despedí de él,
jamás lo he vuelto a ver.
Qué raros son todos,
pensó,
y todos pensaban que raro es ese,
siempre pensar muchísimo entristece,
la clave es no parar, no parar a pensar
-no demasiao-, porque todos saben
que el que para demasiado no vuelve.
Psicología de trenes -
antropología de bibliotecas.
Hacinado en su cuarto,
no tiene dinero pa cuadros
ni sitio pa libros,
pero tiene todo lleno de existencialismo.
¿Quién peca de tonto siendo listo?
aparte mía;
yo soy tonto,
lo sé porque en verdad soy listo,
porque no aprendía
demasiada economía,
pero me acariciaba la perilla que una sutileza superior.
¡Qué fin de semana más divertido!
¡Qué vulgaridad y vacío encierra a veces el domingo!
¿será que cierra un ciclo?
será cansancio...
¿cuáles son los lazos emocionales
de unos zapatos fuera de tiesto?
Mi corazón, cara de póker,
y yo sin factótum, sin tótem
(¡Nein! )
sigo su orden;
aquella que leo en su cara de póker.
Progreso:
más trabajo y menos sueldo.
¡No! En mi cara, no.
Por encima de mi cerebro.
Leí:
tengo un balcón que no me expone al mundo
sino a mi vida;
púlpito de orador intimista.
Allí mi mirada acostumbra a trazar una línea
-miríada de tejados desdichados
implorando al tibidabo-.
Y la psique insiste, recorriéndola
En hallar paralelismos que indiquen mi estado y sus causas.
Pues no persigue con ello otra cosa,
Que evidenciar mi plenitud.
En el fondo aquella que imploraba.
Y yo mirando a Barcelona.
Era de noche, me acosté feliz,
luego una semana,
luego, me desperté
y no abrí la ventana
ni descorrí las cortinas...
ni abrí la puerta...
dejé que se apagara el día.

Sé que los seres complejos
necesitan de grandes dinamos
que van más allá de ser
la rueda del ciclo diario:
de casa al trabajo y viceversa;
de la vacuidad social que a veces nos supera.

La sensibilidad está menospreciada.

Oigo gritos y expresiones de sorpresa
ante la infinita funcionalidad del alma

La realidad encajada en nombres.
Tus sueños proyectados en cine.
La verdad según la 1.
La ciudad engranando la prole.
Individuos buscando su orden,
parados ante el gentío.

Sociedad de un solo sentido
Track Name: Mantener la mirada en el Espejo Aterra (prod. Benitools)
De aquel invierno soleado y apacible,
cuando cavidades fueron tugurios.
Rascándome en cavilaciones la calvicie.
Que el tiempo cuan pesado rueda lento
y se precipita rápido
y tanta una como otra inercia aflige.
Encontró otra alma desvalida...
suerte de salida.
Y pa´ un misántropo,
la calle siempre es dirección prohibida…
Mueren sin hijos pero con antologías.
No me hizo bien Bukoswki en letanía:
espera soporífera la del día a la noche;
languidecía...
Los ojos cuando la memoria pesa,
como todos, se derrumban en sus cuencas.
O amanecía en demasía
o no lo hacía,
alevosía en el gris,
insidia salivan sus lenguas
¿o acaso el odio
aberra el periscopio?
No es que no me acerque
es que me siento distante;
y ya a veces no me acerco,
a veces, cuando no escribo contemplo
y divago incluso con gente delante.
Cuando uno pisa la conciencia
con más frecuencia que la calle,
la realidad común ya no es la dominante.
El problema es que no es algo controlable.
El problema, dice, es si eres sensible,
y la gente...
la gente acostumbra a pensar
que si no le hablas es por algo personal.
¿Cómo decirles...?
¡las cosas se prueban llevándolas al límite!
Desperté cuando desperté regular,
cuando a dormir me echaba
y encendía la luz presa del malestar;
es un juego frívolo -como la bolsa- este.
Lo cuento sin tapujos porque creo que es importante.
Porque es adictivo es atrapante
y tendré la mente intacta,
pero el cuerpo inquieto del desgaste.
Todo mi respeto a quien no vuelve
y a quien ello le es corriente.

Fue que miraba mi retrato
en el retrato de mis ojos
ante el espejo:
oteé y me volví del miedo.
Track Name: November Blues
Quiero liberarme
de restricciones físicas o morales.
He dicho:
¡quiero liberarme!
¡zafarme de este yugo de prejuicios y valores!
Nadie es feliz por mucho tiempo...
si no ama o no padece.

Yo podría ser feliz de muchas formas
y ahí la tediosa maldición que me acompaña;
la exigencia no me beneficia, pero me realza;
la tendencia es predatoria ahí fuera.
Mi rap no sirve más que en casa:
la protección de una bata y alpargatas.
Deconstruyo el alma
y constriño mi ámbito de confianza
Cuando recordaba el techo es depresor
me amaneció en la cara,
y me decía el cielo es clave;
hablaba con ambición.
Y el diálogo interno permite ser sincero, creo
que es de estar molesto que te impidan serlo.
Volví al café y fue
toda una muestra de poder ante mis nervios.
Ya nadie miraba y dije me quiero.
Aquella noche...
dormí abrazado al espacio que sobraba y fue perfecto.
Cuando más superado está vuelve.
Me he pasado un año viendo pasar trenes.
Discrepamos de lo que es un buen paisaje:
yo soy un tio de mundo,
lo digo con to la arrogancia del mundo.
Cuando el ataque es la mejor defensa,
leo entre tus frases
como tú en las mías mis debilidades,
y a veces me gusta veros tan humanos.
Y aquel fantasma traía menos peligros que el tipo callado.
Apático con mi medida,
leyendo a Bukowski en el café luego de las comidas;
dichoso me siento en plena desdicha.
Y mi resiliencia
y mi sensibilidad excesiva en guerra.
Leía
que la música explica mejor la complejidad de una experiencia;
hoy Dylan y Radiohead me aterran.
No hace falta leer para saber
que darlo todo merma.
Y paradigmas:
tiempo - dureza - desgaste.
Al año incapaz de oír la música del de antes.
Yo crecí en el rap cuando mi cuarto era mi barrio.
-Vivo solo- Dijo quedamente.
Estaba solo, pudo haberlo gritado,
mas era un reclamo hacia sí mismo.
Y Noviembre...
Noviembre...

Acelera el sol en su trayectoria descendiente
y célebre aparece el "Personalísimo":
inapetencia del lado sociable y dualismo.
Cuando el rap fue el mejor vehículo
- y, a veces, el único-.
Ha bajado nudos colocado los en sitio
ante vuestro sitio putos.
Vaya juego bélico
este individualismo.
Por otro lado,
me siento bastante limpio, claro.
Se desvanecieron rasgos
de la musa y apareció el mito;
y quedan multitud de símbolos,
destaco,
que se me prohíba la mitad del Ipod.
Yo soy tío de excesos,
así que no desfaso
-por mi mesura-.
Deja a mi sonrisa ser altiva
habiéndose mostrado tanto tiempo esquiva.
Tú no lo comprendes
ni lo pretendes.
Claro que una crisis destapa fallos estructurales.
Y nunca queda na´ que hacer cuando no quedan deberes.
Y es más fácil ser amable,
soy un tío de puta madre
-pensaba, mientras pensaba
que su maldad es malicia-.
Y puede que no pueda echarle en cara
su sentir, pero sí
el reflejo que le puso,
mas sería una pifia por mi parte
y callo.
Barcelona de soslayo vivo,
si hundo mi mirada y contemplativo
parezco lejano.
Así es si privo a mi boca de su cometido,
entonces, miradas perdidas
con mi mirada perdida encajo.
Viajando encajonado surge
el existencialismo Underground,
como otrora en Los Ángeles.
Desisto de revisar sentidos
por el sinsentido
y no seré el único que haya escarmentao´.
Porque es más fácil insultar
que piropear, sin duda.
Porque no inspira mirar al sol,
pero sí a la luna.
Quizás impropie a mi fortuna
hablando con esta desidia
y no es debido a mi escritura,
sino a mi estilo de vida.

Blues.
November Blues.
¡Quiero liberarme!
Track Name: Vaya sol pa' un lunes (con Microbio)
Rase
Tendí el brazo
a pesar de haber recibio codazos
Aprecio que me estimes
ahora que me clasifiques me la suda;
siempre he ido por libre y sin ayudas.
Cacé sus miradas,
si no me acerqué no fue por timidez
sino por arrogancia.
No me conoce a fondo ni mi madre,
siendo transparente como el agua
aberra mi superficie.
No me juzgues,
pasé de echar cruces a echar clavos.
Eché en falta amigos como los de Joe Cocker,
pero siempre ahí pa´ mis hermanos.
Escribo en el underground
-pasaron cuatro metros hasta que hube terminao
esa frase-.
Dejaron de llamarme por mi nombre,
hoy soy líneas en apología del margen.
No era tanto el estar solo
como no sentir la compañía de nadie.
Tus oídos son los ojos de mi siamés:
me conoces más oyente que un colega.
Vaya sol pa´ un lunes,
escribo otra carta.
Una vez se me antojó enviarlas.
La tiré al buzón correcto, yo siempre reciclo.
No tengo el liderazgo que digo tener en mi currículum.
Otra vez bajando el nudo.
Sé que me faltan caprichos y al igual me sobran lujos.
Me gusto y no me gusta lo que escribo:
felicidad en renglones vacíos.
La mirada pesa.
Yo, a veces, miro al cielo y me pregunto si me notas.
Otra corbata deshecha en prosa.
No sé de quién es la culpa,
pero eso no importa;
me pierdo como siempre
y volveré como si tanto:
¡es por salud!
Quise sentirme alguien normal, a ratos
me sentí un idiota.
No comprenden mi condena
ni advierten mi gloria;
el yugo tiene multitud de formas.
Reconozco un trauma
igual que a un fantasma.
Carretera y manta
-y quién es pasajero en la vida de quién, "ehn"-
preguntas tú ...el individuo.
-Mi problema es la conciencia- dice el cínico.
Sospecho que el quimérico inquilino
saltó la noche de un domingo.
Bórrame la sonrisa de Donnie Darko,
sólo es un día tonto entre tantos.

Microbio
Un reflejo pauloviano me alerta
cuando la alarma del despertador me despierta
y empieza otro día de mierda. Se me han acabado los cereales...
Quebraderos cerebrales. Ser real es un sueño

y esta pesadilla es arte, lo leo en la prensa.
Ya saben cómo engañarte,
como timarte, como estafarte. Está fantástico este parque
para sentarse a lamentarse

de no tener trabajo, mientras
el primer mundo entero se va al carajo. Todo según el plan.
Me siento como una hormiga
a la que cuatro cigarras le han dado la paliza de su vida.

Me apagan cigarros en heridas abiertas.
Suena la segunda alarma y “¡ostia puta, me he quedado dormido!”
Y el bol de cereales sigue vacío...
Date un remojón rápido, que no puede llamarse ducha,

y enfrenta la lucha del tráfico. Nubes de tormenta.
Qué asco de atasco.
Si está guay soñar estar en paro, imagínate el estrés con el que ando.
Y este sol soporífero me está jodiendo.

Estoy viviendo como en una pesadilla
y lo que me da más miedo es estar despierto.
Voy a fumarme un porro haber si anulo mi cerebro hasta que me caiga babilla,
hasta a hacerme papilla el encéfalo.

La vida es una mierda, acéptalo o haz algo.
Yo salgo de casa ya sabiendo lo que valgo.
Comienzos con tropiezos. Sé que pesa el pasado con el que cargo
pero me levanto cada vez que caigo.

Y ahí voy yo, “aibó aibó”, por la vida cantando.
Un día de esos que inspiras profundo y sales con el pecho hinchado
y con el alma relinchando, pero en chándal...
Con chinas en la camiseta y bambas gastadas.

Vaya sol pa un lunes, vaya chaparrón para un sábado.
Más rallado que el “Jump Arround” estaba yo, y tú me burchabas.
A la segunda copa me cambié esa máscara.
Si mi basca me busca mi mierda qué más dará. Apaga ya.

Apaga y vámonos. ¡Tú no eres agua clara,
y yo no tengo un duro como para ir de pagafantas, pava!
Pues abreviando, aparco el caballo en el abrevadero
y entro al bar salón vacilando.

En Barcelona fácil ando.
De vuelta a casa me comí el camino largo.
Un comino lo que estáis hablando es lo que me importa.
Si me aporta una comparativa, un día malo es mejor que tu charla.

Si hoy como mierda, mañana vuelvo a la carga.
¡Vaya luna para estar solo esta noche!
Porque un reproche a todas luces es más dulce
cuando la tinta sabe mucho más amarga.

Rase
Aunque la tinta sabe mucho más amarga,
avui estic amb Blancs Wutan de puta mare a Barna,
va por días...
Díada: oasis y nómadas.
No sé si la luna crece o mengua,
pero aquí siempre acompaña.
Licencia poética
es hablar de un día malo entre treinta.
¡Vaya sol pa´ un lunes!
reposo a la sombra,
mirando al cielo entre las hojas.
Pensando que no hay otra vida
que la que pequeñas cosas forjan.
Como saber qué vinilo hacia los ocho,
para cuando llegue a casa,
me pondré mientras me ducho.
Que si el vaso se vacía,
¡cómo va a estar medio lleno!
que si está vacío
¡al poco que se llene sabe a gloria!
Que una puerta cerrada es una puerta giratoria.
Que el ego es un ladrido de un perro de raza herido.
Y ya no pienso en lo que digo
sino en qué lo motiva,
que si me enervo no es cosa de nadie sino mía.
Que somos energía desequilibrada
y en armonía uno comprende, respeta o le resbala
porque está en paz.
Mis problemas no quitan los colectivos
son mi gente y sus sitios cada vez más lo que escribo.
Ya hace un lustro que viniera a Barna de turismo
y aspirara a lo que hoy vivo
-casi nada-
-como que me hiciera ser mejor persona
mostrándome lo que me quiso
y cómo me guiso yo mis dramas-.
Estoy hasta la polla de mí,
vengo de vuelta de quererme
no quiero demostrar sino compartir.
Supongo que es lo que tiene el amor,
que uno rebosa gratitud
y necesidad de dar a cambio.

¡Vaya sol pa´ un lunes!
Vamos a la playa
que por algo será que el mar transmite calma.
Me da igual el frío quiero ver la ingente masa
de agua salada,
que un problema nimio se lo traga.
A la mierda la jornada,
la vida es hoy.
Perder el tiempo haciendo lo que te plazca
es una inversión en recuerdos.
Si el futuro llega si alimenta de ellos.
Que la vida se vive viviendo.
Track Name: Café Solo
I
Viajando,
de aquella rara forma en que nos hacen sentarnos,
como esos bancos de la calle
que nos hacen parecer enemistados.
Mirando afuera y a la gente.
Círculos de lectores ausentes;
conversaciones virtuales;
maletines;
forasteros;
estudiantes.
Alguien que se sienta enfrente
oculta su semblante
enseñándome las tapas del libro que lee,
que yo leí,
y preferí el anterior, pero, en fin,
no diré nada y me bajaré,
seguiré cogiendo el 33 o el 7,
impuntualmente, hasta que al mes
la reconozca con otro libro entre las manos
-aquel que tanto me había marcado-.
Me siento empujado a conocerla,
no atraído...
sólo seguir el hilo, me es necesario,
pero quizás prefiramos imaginar,
crecernos en la suposición románticos.
II
Paseo por mi barrio con mi madre
y entramos en aquella tienda de comercio justo y variedades,
con ese jardín tan bucólico al que nunca va nadie,
y tiene el detalle de comprarme un libro;
un libro que toco
repasando un estante desordenado :
la última novela del susodicho autor;
leo y aguardo.
III
Avanzo hacia la última fila
-ella me mira de pasada-
y me siento detrás suya.
"¿Sabes que me he comprado el último libro de Paul Auster por tu culpa?"
Enrojece.
Congelados un instante,
rompemos el surrealismo
con preguntas convencionales, poco ocurrentes.
Reconoce que leer de Manhattan le gustó más.
Final de línea...
estudiaba arquitectura,
en frente mía, de economía,
y detrás
yo solía comer solo cada día leyendo.
IV
Era un comedor grande
con mucha gente y mucho ruido
y ventanales
a un césped con árboles.
Era bonito,
porque podías ver el paso del tiempo
-endureciéndose-,
el frio en la luz y en los colores.
Me vuelvo y es ella
y sostiene invisible,
y sonreímos y hablamos,
y podría haberla invitado al café
que estoy tomando ahora después,
pero preferí no hacerlo.
Prefiero escribir de quien me pudiera estar acompañando.
Curioso.
En realidad escribo de mí supongo.



Tomándome un café solo,
un café con leche solo,
concibiendo...

el amor

¿Cuál es el tuyo?
Track Name: Going Back Home (prod. Be Timeless)
Por ser miasmas o por ser yo un proscrito,
lo cierto es que abandoné aquellos sitios,
como huyen las ánimas.

Huí del limbo como huyen las ánimas.

Yo preocupándome por él eh´
y resultó que estaba yo pero que él eh´
me preguntó muy seriamente;
lo que no pude es responderle.
¡Solo faltaba recibirme a tiros!
Ahí uno es deshonesto y poco sincero
- le obligan-.
El amor propio es necesario,
con la pasión pasa a ser pecado;
con odio lógico, no ideológico,
nadie es bueno viéndose atacado.
Me daba miedo y le di la espalda,
como un señor.
Me iba de culo y presenté mi cara,
cumplí mi etapa, larga calculada,
así que no fue hasta que acabara
que recordara mi misión.
Sé que para pocos ha de ser así,
somos un coñazo de aburridos,
todo nos puede parecer lo mismo.
El paradigma de una vida en ciclos,
en camino.
Dicen que huimos,
mas leo de Céline:
"el viajero solitario es el que llega más lejos";
todos somos distintos,
nos une movernos
fuera de corrientes.
Me aventuro desde jóvenes edades.
No consiste en compararse,
si acaso desafortunadamente en distinguirse:
queremos ser inexpugnables.
Te ves palidecer,
a veces parecer invisible,
perecer ante la gente.
Cuando tu sombra cruza
cruzas tú,
nadie lo advierte
y esos ojos llegan a doler
hasta que tú ya tampoco los ves.
El fantasma que atraviesa paredes se ríe a veces.
luego lo hace para distraerse.


I´m going back home...

Pensativo,
repasando mi ciudad
con los ojos de De Niro
en Once Upon a Time.
Me sobrecojo
en accesos de extrema conciencia,
hago nudos en el tiempo
para no resbalarme en su cuerda.
Cuando uno pasa y pasa
piensa:
dejar su esencia allá donde pazca
es una bonita máxima.
Salí al balcón,
como salía al porche
a mi terraza,
a la plaza,
he vivido creo que en nueva casas.
No dice nada,
lo sé,
como una pared desnuda...
¿nada verdad?
recuerdo incluso el gotelé.
Me desperté sin saber dónde
y no es agradable,
tiene un coste;
hoy disfruto de mis amortizaciones.
Quien se queda en el pueblo
lo mantiene,
así que ole.
Yo te hablo de una condición inevitable:
decir aquí y quizás oírlo en otra parte,
llegar a un puerto enamorarse...
Dudar si partir.
Dudar si partir.
Dudar si partir.
Dudar si partir...
temprano o tarde.

I´m going back home

Mejor es querer volver a querer pirarse,
me preguntó lo que no pregunta nunca nadie,
no supe contestarle...
solo faltaba recibirme con más sangre.

En el camino más largo a casa.

Parentela, oigo el reclamo,
pero no afuera clamores.
Cuando nada trasciende
vaticino soledades.
Son pocos los ojos
que me miran
sin colores ni calor
y aún me afligen.
¿¡Desde cuándo la alegría es preocupante
y la perfidia de ser amigable!?
vuelvo muy cansao´ de necedades.
Así que divague hosco por las calles,
sin buscarte como entonces;
luego seré feliz con lo que fue costumbre.
Llegué a procurar no más
que evitar distancias siderales.
Cuando las miradas son locuaces,
donde lo ambiguo es libre de poder interpretarse,
allá cada cual con su carácter.
Allí en que nadie compadece a nadie
-o así debieran-,
Kavafis solo halló ruinas,
yo un lugar donde contar mis velas.
Qué triste...
volviéndome hacia aquellas retorcidas que aún humean.
Track Name: Ambivalencia (con Neidos)
Rase
Otro amor de mi vida que se pierde en el metro;
sólo siento amor certero en el recuerdo.
Haré caso a mi madre en eso de…
Es como el oráculo de Delfos...
parece que sabe.
La verdad es un mito.
Respiro vida en mi tristeza;
no hay consecuencia sin causa
ni vida sin cosas.
Los lazos de mi añoranza desato.
Que yo si creo nudos
que sean nodos lógicos.
Soy un quejica,
tengo sinusitis y jaquecas,
no una pierna rota.
Necesito un cambio y no que llueva
aunque ello ayuda.
Ceniciento un sábado
con un desdén de aúpa.
¡Agüita!
Arrugas de expresión y de pensar.
Busqué su no a sabiendas
para olvidar lo que podría haber sido.
Tiro piedras a mi tejado
para bajar pelotas;
lacerado por épocas.
Como cualquiera en este mundo supongo...
Me encomiendo a mi paciencia
y me encuentro
buscando mi futuro en los ojos de quien pasa.
Notas para futuros enredos:
aún errando se hace lo correcto;
pero:
“Never share what you are after all”
No puedes ser profundamente sincero
de “cora” -zón-
Me siento triunfando al revés
como Pessoa
y nadie puede cambiar eso, no...

Nadie puede cambiar eso,
del sábado al domingo
como de la euforia al tedio.
Se me ennegrece el prisma en una imagen,
de una lente oscureciéndose
porque el sol pegaba fuerte.
Y luego este desaparece
-es cuando yo me eclipso,
ya no puedo ver las cosas en el mismo sitio-.
Tenemos una edad en el micro,
sabemos suavizar los ciclos;
el vaivén emocional es un placer ilícito
como un delirio.
Como un delirio.

Neidos
Hoy no te vi pasar,
tu gris y yo tormenta.
Mi entorno es por llorar,
sin curro ni cuenta.
Volver a ver el mundo a través de mis ideas
me recuerda lo que soy, lo que seré y lo que era.
Resuenan los pasos impetuosos
de personas borrosas de Fontana a Joanic.
Dirección otoño cargado con prisas de abrigo
hasta las rabiosas nubes de abril.
En el centro vi demasiada gente besarse,
me escondo en mi bolsillo,
agito mis llaves.
Suena grotesco volver a pensarte;
con recuerdos festivos consigo amargarme.
Quisiera encontrar una constante,
pero mi creatividad:
¡no!
es un desfase.
Necesito organizarme, sentarme
pero vuelve envuelta en nervios con el plan de no hacer planes.
Como un bobo bebo a morro,
borro de todo, odio el entorno y corro
hasta caer en mi piso
con motas de gritos,
que ensucian los muebles;
ciudad recipiente;
cajones desastre.
Tan joven
y, a veces, no quiero mirar hacia fuera.
Manchado en el sofá
sin ninguna vergüenza.
Con ideas al fin a fines,
de fin de a fin de
temporadas inmensas.
Marea barajar opciones opuestas,
como estar en paro en medio de tanto movimiento.
A veces es demasiado fácil cambiar delirio por arrepentimiento.
Uso viernes salvajes para encerrarme;
intenso deseo de intenciones nimias.
Con esas ganas de comer sin tener hambre
cuando el placer llega a ser desagradable.

Rase
Me remito a los ritmos de la vida como a un dogma:
nada permanece igual ni los estigmas.
Me redimo en ritos y en trances con la música.
Soy un caprichoso masoca
y además escribo.
Por eso me permito este lamento.
No me compadezco me alegra algo distinto.
Me dice no te entiendo;
no te jode, yo también quisiera comprenderme
y con el tiempo sólo lo complico.
Quiero dejarme llevar y no dejarme,
que siento un impulso complaciente hacia la dejadez.
Esta ambivalencia me corroe y luego suena armoniosa;
quisiera ser constante de un lado de una vez.
No tengo fuerzas en el cuello pa´ aguantar esta cabeza.
La soledad desata neuras,
luego la compañía da buena cuenta de ello,
el tiempo te lo hace ver.
Solidez y soledad en una mente sin dureza.

Nadie puede cambiar eso,
del sábado al domingo
como de la euforia al tedio.
Se me ennegrece el prisma en una imagen,
de una lente oscureciéndose
porque el sol pegaba fuerte.
Y luego este desaparece
-es cuando yo me eclipso,
ya no puedo ver las cosas en el mismo sitio-.
Tenemos una edad en el micro,
sabemos suavizar los ciclos;
el vaivén emocional es un placer ilícito
como un delirio.
Como un delirio.
Track Name: Divagando
El ladrido de los perros delata
el paso arrastrado de un alma disipando su rabia,
nítidamente abstracta.
Me topé con su conciencia
el día que quise yo ignorarla
y dejarme.
Supongo que el destino me requiere pensante.
Solté unas frases arrastradas desde muchos antes
y las imprecisiones las guardé para siguientes.
Aprendiendo a amar
se aprende a mentir,
con aprensión.
Irrupciones metafísicas en paseos mundanos,
con un libro no abro
porque me estropea el ánimo.
Se nota quien camina sin motivos aparentes,
susceptible al trasiego de las calles.
Mi sumisión a la verdad fue mi autoengaño,
paradójico, pero válido,
como mis ideas y mis actos.
Pensé tanto...
No sé si escéptico o avaro
o que valoro,
pero guardo tanto...
Porque escribo el presente en pasado
y al futuro miro con nostalgia
la consciencia a veces me pesa.
No es un lamento es un aullido,
que parece que los lobos lo hagan con orgullo.
Como un bluesman
desvelé penurias ante un pública que baila;
salieron del Delta
yo de una vega urbanizada.
Oigo el sonido constantemente romper la barrera del tiempo,
llegamos hondo porque nos empujan hondo.
Busco un sentido inusitado al mundo,
como la magia en su momento.
Aprendí a mirar de lejos.
Cuando el confín es un pensamiento etéreo,
muchos eligieron divagar buscando sosiego.
Yago
con los ojos idos
por mementos que recito quedo
devanándome la testa,
derramando emociones como materia descompuesta.
La desazón es mi dinamo

La soledad te ilustra entre visiones míseras
Pensé en salir,
pero yo no salgo a mí me sacan.
Loco por dejarme ir,
me dejé pinchar
para aliviar heridas
-hasta el día en que me enamore de mi acupuntora-.
Sentado proyectado un paisaje intimista,
mostrando a la plaza la profundidad de una sonrisa seria.
Porque la visión más realista de la vida
es luz recogida en negativos que se positivan.

Es luz recogida en negativos que se positivan.

Es con Didac y´all
Sal a divagar rayao'
Track Name: Lejos...
Ya no hay luz en la portería,
Volvería a subir las escaleras de tu casa en la montaña en busca tuya cualquier día,
en otra vida.
El domingo en la ventana,
Lamiendo porquería en la fachada y el tartán.
El gris calma.
tedio. Una voz ronca al teléfono.
Volver tanteando las llaves...
merase,
abrir la puerta sobre todo al silencio.
Ducharse sin luz,
desdibujado en el espejo.
Desde el cojín del sofá en que caigo
veo dos hombres dándose la mano y uno ardiendo
y pienso:
¿a dónde vas fetichista con tanto peso?
aún sigo ordenándolos como el mismo criterio del ángulo.
Polvo que es mío es aire fresco.
Libros heredados y hojas muertas dentro,
Notas de regalo en vinilos,
antaño de desconocidos, hoy míos,
como mis libros nuevos dedicados.
La postal de Angie en la nevera,
nadie la conoció y nadie se atreve a quitarla.
La relación más distendida en la distancia.
Amor a mi familias en cartas,
el amor a una persona en el draft.
¿Felicidad convencional?
Indómito frustrado empecé de nuevo.
¿Empezar de cero?
¡no!
Que da miedo de verdad.

Far,
so far,
seeing.
Far,
so far.
The dark side we hide.

Me encanta ver gaviotas volando en mi ciudad,
encontrar gente esquiva
guarecerse en mis esquinas
-esperanza-.
Me gustaría conocerles
y preguntarles:
¿tu mundo sin la gente dista tanto
del mundo de la gente?
a ellos y a toda la gente.
Nadie sufre tanto,
teniendo tanto,
como un grande.
Que descansen quienes no lo soportaron;
volvió a un campo de algodón después de ser el amo
a ser esclavo,
a morir y ser versionado.
La melancolía se lleva,
la nostalgia se soporta.
Jamás en realidad demasiado cerca
y eso se arrastra,
como se acepta.

El domingo
abarcando todo cuanto cabe entre dos signos
interrogantes,
me zafa de esa vorágine,
que nos empuja a rebotar continuamente con la superficie.
en un paisaje de artificios
la norma es mirar según la finalidad
e ignorar el principio;
la distancia dota de un sentido:
olvidar qué miras
para ver el sitio.

Para explorar

Me dijo:
"Viajas solo...
pero al final apenas estás solo"
solo al parar a tomar conciencia.
Track Name: Aún
Hagamos de la vida un libro,
un libro que no acaba, un recuerdo que no acaba,
como el presente más nostálgico.
Hagamos y deshagamos,
sobre todo sintamos, sin temor al daño, al baño mágico, al tacto,
al suelo, al viento, con el pecho descubierto,
deslízate descalzo, endurece tus pies,
duerme desnudo, fuma observando, palpa la pared,
viaja y contempla, vive y escribe, ¡todo a su vez!
Lee, folla, despierta,
un nuevo día en la ventana
y tú con resaca emocional
-baja cargada de piedras y ramas
en un torrente mental,
entre acertijos y logias y...
¡magia!
vestigios de parejas, sus precipicios, sus quejas-.
Basta.
Un abrazo y Karma
calman el ansia del ego,
que patalea cuando reconoces méritos ajenos.
Vida préndeme por donde quieras,
perforarme donde se te antoje,
tatúame caprichos,
vástagos del destino,
ponle piedras al camino,
hazme desaprender,
de construir el paisaje
y componerlo a su lado,
de esta parte, buscando el tuétano.
Que todo sale caro si le echas dinero.
Si mezclas el asunto capital... claro,
te pierdes en la objetividad,
de ideas propias huérfano.
Olvidas lo que se descubre mirando de otro lado,
al revés por ejemplo, empezando por un beso,
por los demonios internos:
que tus monstruos y los míos puedan ser complementarios;
y cerrar el momento con algo banal
algo así como un "te llamo",
"nos vemos";
el proceso inverso,
y acabar donde empezamos,
dándole todo por alguien que no conocemos,
sin condiciones, enamorados.
Si el destino tuviese familia como un dios clásico,
sus caprichos serían vástagos, serían un día mi legado
vida que soberbios son
que no atienden a tus propósitos,
que no se paran a ver tus logros,
sólo atinan a oír
su propio estertor.